Te Ama Tal Como Eres

“PERO DIOS DEMUESTRA QUE NOS AMA, EN QUE, CUANDO TODAVÍA ÉRAMOS PECADORES, CRISTO MURIÓ POR NOSOTROS” (Romanos 5:8).

Realmente me encanta regresar y volver a leer este versículo de la Biblia. Es algo que a menudo deberíamos hacer, porque somos dados a olvidarnos, y al olvidar, somos desviados fácilmente. Déjame tratar de explicarlo:

Dios nos mostró el amor que Él tiene por nosotros, es decir; la profundidad del amor, la medida de Su amor, la calidad de Su amor. Él nos lo dio todo sin antes pedirnos algo a cambio. Su amor por nosotros no está basado en nuestro desempeño o logros, pero si está basado en SU desempeño. En otras palabras, no hay nada que tu y yo pudiésemos hacer que haga que Él nos ame menos. Nada… Absolutamente nada.

Pero nos olvidamos de esta gracia absoluta, y cuando lo olvidamos, es fácil que nos obsesionemos con nuestros éxitos y fracasos. Empezamos a creer que nuestro valor está basado en nuestro desempeño y en nuestros logros.

La idea es entonces reforzada por nuestro desempeño en la familia, en donde si no cumplimos con las expectativas, entonces se nos muestra menos amor o consideración. También es reforzada en nuestra Iglesia, en nuestra comunidad o en nuestro grupo, en donde la importancia de la jerarquía autodestructiva es construida en el ser “santo”, también conocido como, “desempeño”. Por medio de este pensamiento confuso, empezamos a vivir nuestras vidas y relaciones en base al desempeño.

¡Ese NO es el mensaje del Evangelio!… El mensaje del Evangelio es que Dios te ama tal como eres.

Te animo hoy a que recuerdes que el amor de Dios para ti no se ve afectado por tus acciones ni por tu desempeño. Se ve únicamente afectado por el desempeño de Jesús en la cruz. Ese hecho fue completo y perfecto, el cual es como Dios te ve, a través del lente de Su hijo, y por eso te ve completo y perfecto.

El amor de Dios por ti, ahora, es el de un “padre orgulloso”. Quizá algunos de ustedes tal vez nunca han experimentado el amor de un padre orgulloso de ti. Pero hoy, puedes hacerlo… Dios es tu Padre que está totalmente orgulloso de ti.

Hoy, no hay nada de lo que te debas sentir avergonzado/a, nada que te cause sentirte abandonado/a. Eres amado/a y aceptado/a tal como eres. Por hoy, deja que eso sea suficiente.

Hermoso mensaje para iniciar una nueva semana cimentados en el “amor de nuestro Dios y Padre”.

Que Dios Padre, que está orgullo de ti y te ama tal y como eres, te bendiga con su paz y su amor ahora y siempre