Revaloriza Tu Unión con Dios

“OBSERVEN CON TODO CUIDADO LOS MANDAMIENTOS Y LA LEY QUE LES DIO MOISÉS, SIERVO DEL SEÑOR: AMEN AL SEÑOR SU DIOS, SIGAN SUS CAMINOS, CUMPLAN SUS MANDAMIENTOS Y PERMANEZCAN UNIDOS A ÉL, SIRVIÉNDOLE CON TODO SU CORAZÓN Y CON TODA SU ALMA” (Josué 22:5).

Nuestra unión con Dios nos lleva a “SER”, lo cual es tan importante o aún más importante que el “hacer”.

Nosotros tenemos que aprender a disfrutar de una conciencia cada día más intensa de lo que significa vivir en la “amistad de Dios”. ¿Has hecho conciencia de esto alguna vez? ¿Cuán amigo te consideras tú de Dios?

Y es que uno de los mayores problemas que nosotros tenemos en nuestra relación con Dios, es que no nos hemos llegado a sentir “amigos” de Él. La Palabra de Dios dice en el libro de Éxodo: “El Señor hablaba con Moisés cara a cara, como un hombre habla con su mejor amigo” (Ex 33:11).

Apreciemos y valoremos lo que significa poder tener “unidad” y “comunión” con Las Tres Personas de La Santísima Trinidad; es decir “amistad” con La Trinidad. Al saber, no solo con la mente, sino también con el corazón, que Dios se puede unir con nosotros tan profundamente, es como le permitimos que nos llene de gozo y de plena satisfacción.

Contemplemos con los ojos de la fe, esta maravilla, como lo es la “amistad con Dios” que nos da felicidad.

 Descansemos, una vez más, en el silencio de la oración, en el silencio sublime al permanecer sumergidos en la presencia amorosa de Dios que nos rodea, que nos envuelve, que nos arropa y nos permite sentir su calor, su amor protector y su dirección.

 “Fiel es Dios que los ha llamado a vivir en unión con su Hijo Jesucristo, nuestro Señor” (1 Cor. 1:9).