Dios no prohibe las imágenes, prohibe la idolatría

  1. idolatria

¿Alguna vez en la vida hemos tenido que lidiar con personas equivocadas que atacan con frases como: “los católicos son idolatras, tienen imágenes, idolatras creen en los santos, idolatras adoran a maría”? Es increíble como se hace vida en muchas personas esa cita del profeta oseas “mi pueblo se pierde por falta de conocimiento” (Oseas 4:6)

Lo peor de todo es que la mayoría de estos ataques empiezan con una cita mal entendida la cual es Éxodo 20: 4 “No te hagas ningún ídolo ni figura de lo que hay arriba en el cielo, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en el mar debajo de la tierra.” Y como muchos de nosotros ni siquiera leemos La Biblia, (muchos menos la vamos a estudiar), entonces una cita como esta puede sembrar una duda, pero esa duda no es por la cita sino por nuestra falta de conocimiento.

Pero tú puedes quitarte hoy todas las dudas sobre este tema si por lo menos terminas de leer detenidamente este artículo, hazlo, sal de dudas porque Dios es un Dios de verdades convincentes, la duda viene de otro lado. Aparte de todo, aprenderás a diferenciar entre veneración, adoración e Idolatría, tres conceptos muy importantes para los cristianos católicos (y no católicos).

Empecemos a aclarar la cita inicial. Si fuera cierto que Éxodo 20:4 se refiere a que Dios prohíbe hacer imágenes, entonces La Biblia se contradiría, porque en Números 21: 8-9 Dios le manda a Moisés a hacerse una imagen de lo que hay abajo en la tierra: “Hazte una serpiente como ésas, y ponla en el asta de una bandera. Cuando alguien sea mordido por una serpiente, que mire hacia la serpiente del asta, y se salvará.”

Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso en el asta de una bandera, y cuando alguien era mordido por una serpiente, miraba a la serpiente de bronce y se salvaba. ¡Dios manda a hacer una figura de algo que ni siquiera es agradable, pero no sólo eso, Moisés hace la serpiente de bronce y la eleva en un asta para que los israelitas la miraran, pero no sólo eso, el que la miraba se salvaba! Si lo complicamos aún más, la serpiente era prefiguración de Cristo. Veamos San Juan 3: 14-15 “Y así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así también el Hijo del hombre tiene que ser levantado, para que todo el que cree en él tenga vida eterna”. ¿Entonces, está equivocada La Biblia? Claro que no.

Dios dice que no hagamos figuras, luego manda a hacer una serpiente de bronce, los que la veían se salvaban pero después Dios premia al rey que años después destruye la serpiente de bronce. Veamos 2ª de Reyes 18:3-4 “Los hechos de Ezequías fueron rectos a los ojos del Señor, como todos los de su antepasado David. Él fue quien quitó los santuarios paganos, hizo pedazos las piedras sagradas, rompió las representaciones de Aserá y destrozó la serpiente de bronce que Moisés había hecho y a la que hasta entonces los israelitas quemaban incienso y llamaban Nehustán”.

Aclaremos el asunto: la que salvaba no era la imagen sino Dios porque siempre el único que salva era, y es, Jesús de Nazaret. La biblia aclara esta aparente confusión en Sabiduría 16:7 “Los asustaste un poco, para que escarmentaran, pero les diste una señal de salvación, para que recordaran los mandatos de tu ley. Quien se volvía hacia aquella señal, se salvaba, no en virtud de la señal misma que veía, sino gracias a ti, salvador de todos. De ese modo mostraste a nuestros enemigos que eres tú quien libra de todo mal”

Veamos claramente en el versículo 7 dice no en virtud de la señal que veia, sino gracias a Dios, Salvador de todos. Entonces cuando una persona ve una imagen no se salva en virtud de la imagen sino gracias a Dios.

Hermanos, lo que Dios prohíbe no es hacer imágenes, a Dios le gustan los templos llenos de imágenes, vean ustedes por ejemplo 1ª Reyes 6:18 18 El revestimiento interior del templo era de madera de cedro, con tallas de flores y frutos (flores y frutos, imágenes que lo que hay en la tierra) en el versículo 23 dice: Hizo también dos seres alados de madera de olivo para el lugar santísimo. Cada uno de ellos tenía cuatro metros y medio de altura (seres alados o Ángeles, imágenes de lo que hay arriba en el cielo) y en el 29 dice: y en todas las paredes interiores y exteriores del templo labró figuras de seres alados, palmeras y flores. (Imágenes de lo que hay arriba en el cielo y abajo en la tierra)

Y veamos también 1ª Reyes 7: 24-25 “Por debajo del borde, alrededor de la pila, hizo dos enredaderas con frutos, en número de diez por cada cuarenta y cinco centímetros, formando una sola pieza con la pila. Ésta descansaba sobre doce toros de bronce. (Frutos y toros de bronce en la pila del templo) versículo 36: Hiram grabó seres alados, leones y palmeras sobre los entrepaños y las molduras, según lo permitía el espacio de cada uno, y guirnaldas alrededor. (Ángeles, leones y palmeras en el templo)

Dios mandó a hacer un templo lleno por completo de imágenes, eso implica que, no solo no es malo sino que es lindo ver un templo con muchas imágenes.

Pero el hombre, que muchas veces se confunde; hasta las cosas buenas, a veces las convierte en malas y ¿Cómo? Poniéndolas en el lugar de Dios, por ejemplo a la serpiente los israelitas la pusieron en lugar de Dios, una imagen que era algo bueno la convirtieron en ídolo, nombrándolo nehustan. Por eso Dios premió al Rey que destruyó el IDOLO en que habían convertido a la imagen de serpiente de bronce porque Dios aborrece los idólatras.

¿CÓMO SABEMOS CUÁNDO EL HOMBRE HA CONVERTIDO ALGO EN ÍDOLO?, CUANDO LE SACRIFICA COSAS.

Pero no es necesario tener imágenes para ser idolatra, mucha gente es idolatra sin necesidad de imágenes, el alcohólico por ejemplo convierte el alcohol en un ídolo y le sacrifica, tiempo, salud, dinero, que muchas veces hace falta en su casa.

El fumador por ejemplo convierte el tabaco en ídolo y le sacrifica sus pulmones, su dinero e incluso le sacrifica la salud de los que están cerca de él convirtiéndolos en fumadores pasivos y sin necesidad de imágenes. ¿Y el jugador? Convierte el juego en ídolo y le sacrifica salud, horas de sueño, dinero, bienes y a veces todo lo que tiene.

Pero no solo cosas malas se pueden convertir en ídolos, también cosas buenas, el trabajo por ejemplo, yo, durante un tiempo trabajé hasta 16 horas diarias sin respetar descansos, feriados etc. Y a algo bueno como el trabajo le sacrificaba tiempo mío y de mi familia, salud, horas de sueño, etc. Yo vivía para trabajar, no trabajaba para vivir y eso es idolatría.

DIOS PROHIBE LA IDOLATRÍA, NO LAS IMÁGENES.

Finalmente debemos conocer tres conceptos cristianos LATRÍA, DULÍA E HIPERDULÍA.

Dulía
Otro concepto que muchas personas ni siquiera han escuchado en su vida DULIA. Es una palabra que viene de “doulos” que significa siervo y es lo que conocemos como VENERACION. Los cristianos católicos veneramos a los Santos y eso significa que nos esforzamos por IMITARLOS, porque al imitar la vida de los santos, buscamos nosotros mismos la santidad y cumplimos con La Biblia en 1ª Corintios 11: “Sigan ustedes mi ejemplo, como yo sigo el ejemplo de Cristo.”

Latría
Lo contrario a la idolatría es la ADORACIÓN, nosotros únicamente adoramos a Dios Padre, Dios hijo y Dios Espíritu Santo esta adoración se conoce como LATRÍA y es exclusiva para LA SANTISIMA TRINIDAD.

Hiperdulía
La Virgen María tiene una plenitud de gracia y virtud en que como Madre de Dios se aventaja a los Ángeles y Santos (El jefe de los ejércitos de Ángeles, la saluda con respeto, como a su Superior), ella fue escogida entre las mujeres de todas las generaciones como la única que, por su santidad, podía llevar en su vientre al Rey de Reyes, al Creador del Universo, un ser excepcional merece una veneración excepcional. Esa se conoce como hiperdulía y consiste en aceptar a María en nuestro corazón, en amarla como el discípulo amado que somos, consiste en hacer vida la palabra de Dios de San Juan 19: 26-27 “Cuando Jesús vio a su madre, y junto a ella al discípulo a quien él quería mucho, dijo a su madre: —Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego le dijo al discípulo: —Ahí tienes a tu madre.
Desde entonces, ese discípulo la recibió en su casa.”

Por eso, por hiperdulía, rezamos el rosario, (que son frases bíblicas del Ángel Gabriel y de El Espíritu Santo por medio de Santa Isabel, también en el Rosario rezamos la oración perfecta que Jesús nos ensenó que es El Padre Nuestro).
DIOS PROHIBE LA IDOLATRÍA, NO LAS IMÁGENES…
Nosotros adoramos a la Santísima Trinidad (que es un solo Dios), veneramos con dulía (imitamos/seguimos su ejemplo) a los santos, a aquellas personas que demostraron excelencia de santidad y virtud en vida y veneramos excepcionalmente a María, con hiperdulía, reconocemos su santidad, su poder de intercesión, que La Biblia deja claro en “Las Bodas de Caná” la amamos y recibimos en nuestro corazón tal como nos lo pidió Jesús en la cruz y como nos lo dice María en su conocida frase “hagan lo que el les diga” (San Juan 2:5)
A DIOS LE GUSTAN LOS TEMPLOS LLENOS DE IMÁGENES…
…con ángeles, con frutas, con flores incluso con imágenes de animales (toros de bronce) como vimos antes, si no fuera así Dios no hubiera dado las indicaciones para llenar su templo de imágenes.

Pero Dios prohíbe la Idolatría, la acción de convertir una imagen en ídolo es algo que puede suceder, y que hay que luchar y orar mucho para no caer en ese pecado; pero no se necesitan imágenes para ser idolatra.

No te vuelvas a equivocar o a quedar callado cuando alguien te diga que los católicos “adoramos” a los santos o a María porque no es así, ahora ya lo sabes. Pero a los hermanos que están confundidos debemos amarlos como nos lo manda Dios y en la medida de lo posible debes intentar explicarles que no es lo mismo latría, dulía e hiperdulía.

Y que Dios bendiga tu deseo de conocer más de tu fe cristiana católica, para que no se cumplan en ti las palabras del Profeta (Oseas 4:6) que mi pueblo se pierde, por falta de conocimiento.