Deshazte de Los Pensamientos Nocivos

“POQUE EL ESPÍRITU SANTO, EL EDUCADOR DE LOS HOMBRES, HUYE DE LA FALSEDAD, SE APARTA DE LOS RAZONAMIENTOS INSENSATOS, Y SE SIENTE RECHAZADO CUANDO SOBREVIENE LA INJUSTICIA”
(Sabiduría 1:5).

En este día, hazte el propósito de cuidar tu mente y pídele a Dios la gracia que necesitas para desprenderte de aquellos pensamientos negativos que te inquietan interiormente; pídele la gracia para arrojar lejos de ti esos pensamientos que te generan ansiedad y te impiden vivir con gozo y esperanza, manteniendo una comunicación adecuada con quienes deberías compartir aspectos importantes de tu vida.

Que el lugar que dejen en tu mente esos pensamientos nocivos y destructivos que se van, sea ocupado por los pensamientos pacificadores y de bendición que proceden del Señor y de su Espíritu de amor. Leer a diario la Biblia te llevará a mantener una mente sana y libre de pensamientos negativos. Recuerda que la Palabra de Dios tiene vida y poder para actuar en ti.

No olvides que tu mente es un “templo sagrado” en el cual Dios quiere pasearse libremente; pero tampoco olvides que tu mente es el “taller” favorito y a donde más le gusta trabajar a tu enemigo, metiendo ideas y pensamientos que te roban el gozo, la esperanza y la paz. Por eso, en tu mente, sólo deben habitar aquellos pensamientos que son de bendición para ti y para los demás.

“Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia inteligencia. Ten presente al Señor en todo lo que hagas, y Él te llevará por el camino recto. No te creas demasiado sabio; honra al Señor y apártate del mal…” (Prov 3:5-7).